Estamos orgullosos de obtener, un año más, la Certificación Halal que nos permite ofrecer nuestros gofres a la población musulmana.

La obtención del Certificado Halal junto a las certificaciones de BRC Global Standard, Norma IFS Food y el registro en el FDA Food and Drug Administration para la exportación a EE.UU. o el SFDA para Arabia Saudí o los Emiratos, entre otros, garantizan que cumplimos la normativa vigente de calidad y seguridad alimentaria.

El pasado mes de noviembre tuvimos la visita de la certificadora Halal Food & Quality para garantizar que nuestro proceso de calidad aplicada a alimentos, productos y servicios respeta la Normativa Halal. Todos los alimentos o bebidas que contengan en su rotulado el sello Halal se consideran aptos para los consumidores musulmanes. Para obtener dicha certificación se debe realizar un procedimiento que comprende auditorías que evalúan documentalmente los sistemas en cuanto a la calidad y a la producción, así como auditorías que evalúan los ensayos de las muestras que se toman en la fábrica y de los productos finales. Asimismo, a la vez se evalúa el personal que queda implicado en los variados pasos de la producción, caso de los matarifes, operarios de despiece, elaboración, distribución, etc. La obtención de este sello es una muestra del cumplimiento de unas exigencias de calidad a la altura de cualquier otra certificación del sector alimentario. Tener un certificado Halal es cumplir unos altos estándares de calidad en todo el proceso de producción, desde el control de las materias primas con las que se trabaja hasta la producción y la distribución del producto.

¿Cuáles son los principales requisitos para obtener el Certificado Halal?

En líneas generales los alimentos Halal son aquellos que son libres de cualquier componente que los musulmanes tengan prohibido consumir de acuerdo con la Ley Islámica, asimismo los productos procesados, hechos, producidos, fabricados y / o almacenados usando utensilios, equipos y / o maquinaria que han sido limpiados de acuerdo con la Ley Islámica. La certificación se gestiona a través de la certificadora Halal Food & Quality y el producto y/o servicio debe cumplir los siguientes requisitos:

  • No debe incluir ni contener en la composición nada que sea considerado ilícito según la Ley Islámica.
  • Los alimentos se preparan, elaboran, transportan o almacenan usando aparatos o medios que se encuentren exentos de todo lo que es ilícito para el islamismo.
  • No tiene que haber estado expuesto en contacto directo con otros alimentos que no puedan satisfacer los anteriores requisitos mencionados.

Introducción al término Halal.

El término Halal hace referencia al conjunto de prácticas permitidas por la religión musulmana, y, asociado a los alimentos, serían las prácticas aceptables según la Sharia o Ley Islámica. Lo contrario a Halal es Haram que expresa las prácticas prohibidas. Algunos alimentos «Haram» son la carne porcina y sus derivados, el alcohol en todas sus manifestaciones y la carne de cualquier animal muerto de forma natural. Los alimentos que contienen ingredientes como la gelatina, las enzimas, los emulsionantes y los sabores son cuestionables porque se desconoce el origen de estos ingredientes. Para que un alimento pueda ser considerado Halal, debe ajustarse a la normativa recogida en El Corán, en las tradiciones del Profeta, y en las enseñanzas de los juristas islámicos. En los productos Halal no sólo se toman en cuenta los ingredientes que se utilizaron para elaborar el producto, también tienen ciertos requerimientos en el proceso de la elaboración.

La importancia de contar con sellos de calidad.

Actualmente nos encontramos con un mercado que exige una garantía de calidad y seguridad alimentaria en los productos que se consumen. Los sellos de calidad son la formalización de un certificado que está avalado por una autoridad oficial capacitada para poder verificarlo. Es  decir, el documento que acredita que una empresa participa activamente en procesos de gestión de calidad. La obtención de diversos certificados de calidad garantiza lo que exige el mercado y deposita en el consumidor una imagen de confianza que da lugar al consumo del producto. Desde nuestros inicios mantenemos un claro enfoque hacia la calidad y seguridad alimentaria y muestra de ello es la obtención de los sellos de calidad año tras año.